MUNDOS MISTERIOSOS
Misterio, fenómenos paranormales, esoterismo, apariciones, ciencia, ufología y mucho más…

Descubren las entradas a cámaras funerarias aztecas en el centro de México

Un grupo de arqueólogos que trabaja en un lateral del Templo Mayor, principal centro ceremonial azteca en la capital mexicana, ha localizado una serie de entradas superpuestas que podrían conducir posiblemente a las cámaras funerarias, informó hoy una fuente oficial.

El arqueólogo Leonardo López Luján, responsable del proyecto Templo Mayor, dijo a la prensa que este descubrimiento lo hicieron al excavar un túnel donde encontraron una especie de “tumba de tiro”, es decir, un pozo profundo que termina en una cámara que conduce a otros espacios, como ocurre en las criptas funerarias del área maya (sureste de México) y zapoteca (sur).

Explicó que esa entrada se construyó antes de la llegada de los conquistadores españoles.

“Es una especie de telescopio, de tres metros cuadrados aproximadamente, que conduce a lo que nosotros creemos es una tumba, la cual era visitada constantemente para dejar ofrendas o para inhumar a otro miembro de la familia”, dijo.

López Luján indicó también que el hallazgo más reciente en el sitio es un segundo sello muy grueso de estuco en lo que sería la entrada más antigua, “es decir la más profunda”, lo que muestra que el lugar no ha sido saqueado.

Reconoció que por el momento tienen un problema técnico porque las lluvias han ocasionado que el nivel freático aumente y tendrán que esperar a que cesen para continuar los trabajos.

“Pero el agua también es un recurso benéfico, pues permite la conservación de copal, madera y eso para nosotros los investigadores es sensacional”, agregó el responsable de la investigación.

Los trabajos son realizados en el mismo lugar donde, en octubre pasado, fue descubierto un monolito de doce toneladas dedicado a la diosa de la tierra Tlaltecutli.

Los arqueólogos creen que en caso de existir una tumba podría tratarse de la del tlatuani (emperador) Ahuizotl, a quien seguramente lo incineraron como era costumbre en Mesoamérica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *